martes, 12 de marzo de 2013

COCA ORGANICA .ENTREVISTA A DIRIGENTES DE LOS YUNGAS DE VANDIOLA


Silvia Cruz Huanca -actual Ejecutiva de la Coordinadora  de las cuatro Sub Centrales Productoras de la Hoja de Coca de Los Yungas de Vandiola-Totora- porte con orgullo unos aretes de plata en forma de hoja de coca. Silvia es de una familia  de San Pedro de la subcentral Vandiola, productora de Coca Orgánica. Le acompañan en la entrevista Eliseo Morató, Vicepresidente de la Coordinadora de los Yungas de Vandiola y Ejecutivo de la Sub Central Machu Yungas, y Emilio Caero, representante de Arepucho.

Entrevistador: Marco Antonio Maldonado Ulunque 

Marco: ¿Cuál es la importancia de la de la Producción de la Coca Orgánica?

Silvia: La producción orgánica  no solo es para la coca, sino para todos los productos que consumimos, especialmente por la salud y por la Madre Tierra. Yo creo que la coca orgánica alarga la vida al ser humano y evita muchas enfermedades que actualmente están apareciendo sobre todo por el uso de químicos en la producción a todo nivel.

Hoy tenemos una Ley de la Revolución Agraria, donde particularmente se habla de una producción Agro Ecológica. También como productores de la Zona más antigua de producción de Coca Ancestral sabemos que  antiguamente nunca se utilizaba pesticidas, fungicidas, ni herbicidas. La coca es una planta que ha existido 20 siglos antes de Cristo, y en ese entonces no existía ningún químico. Yo creo que actualmente se ha recurrido a los químicos por evitar el trabajo en deshierbar y controlar de manera natural las “plagas”, y también por conseguir un beneficio económico mucho más grande

Entonces nosotros como productores de una zona ancestral, recuperamos usos y costumbres; además pertenecemos al municipio de Totora que se ha declarado -dentro de la elaboración de sus Cartas Orgánicas- como municipio de productividad Agro Ecológica.

Emilio: Los yungeños en semejante adentro que uno vive, no ocupamos ni movilidades ni motos, nada, puro a pie; entonces los pobladores -hasta 60, 70 años- siguen  andando con esa fuerza que tienen, con pura coca (orgánica), como utilizamos anterior-mente, sin químicos; es más saludable. Entonces viéndolo eso, los hijos que somos, no queremos poner cosas químicas, entonces, eso nos ha dado una gran ventaja, una gran experiencia, estamos viendo la realidad y por eso seguimos con la coca (orgánica).

Eliseo: En Yungas no solamente pijchamos coca orgánica, también comemos otros productos como plátano, yuca, cítricos, papaya, piñas, papa balusa…. y nada se fumiga.
Comemos productos naturales

Marco: Cuantos productores de Hoja de Coca hay en Yungas de Vandiola y cuantos producen de manera orgánica?  

Silvia: Somos 984 productores de coca legal, que tenemos registro de UDESTRO, que es el sistema de control de la coca. Y los que producimos de manera totalmente orgánica -esto quiere decir cero de contaminación- se debe llegar a un buen porcentaje.
Y nosotros, como dirigentes de la zona, debemos cuidar esta producción orgánica, porque los ingenieros agrónomos y forestales saben que los pesticidas pueden llevarse inclusive con el viento.

Marco: ¿Cuántos mercados de coca orgánica conocen en el Mundo, Bolivia y particularmente en Cochabamba?

Silvia: Un mercado que sea exclusivamente de coca orgánica…no conozco. Hay dos mercados legales que son Villa Fátima en La Paz  con “ADEPCOCA” y aquí en Sacaba y, vuelvo a repetir, la coca, en lo que llega, se mezcla, no hay esa diferencia. Lo que sí podría decir tangiblemente, es este pequeño mercado AGRO-ECOLOGICO, no solo de coca sino de otros productos orgánicos. Es la ECOFERIA frente al colegio Loyola en Cochabamba.
Cada miércoles llevamos ahi este pequeño porcentaje de coca orgánica.

Emilio: La producción hay, lo que se quiere es el “mercado”, una vez sacado aquí afuera, no se puede dónde colocar la coca orgánica, entonces va directamente a los detallistas (vendedores legales de coca), y como siempre lo mezclan y ahí nuestra coca de Vandiola desaparece. Si tendríamos un mercado legal entonces nosotros estaríamos dispuestos inmediata-mente para activar la coca orgánica.

Silvia: Es que hoy el productor lleva su coca orgánica al mercado de Sacaba, donde lamentablemente no hay un precio justo, tampoco una diferencia de una coca orgánica a una coca fumigada; ahí se pierde el incentivo para nosotros los productores.
 
Debería haber una política de Estado donde pueda haber la diferencia, un mercado de coca orgánica con un precio justo. Incentivar a los productores a una producción totalmente orgánica. Eso es lo que siempre lamentan, empezando de mi madre, yo siempre le he visto llorar, porque la coca produce cada tres meses, a veces cuando hay heladas o hay granizadas, se pierde y lo poco que cosechas se vende muy barato, esta coca tan apreciada.
Marco: Los “Amigos de la Hoja de Coca de Europa”, demandan coca orgánica?

Silvia: Sí, pero aún falta. Se envía pero no en gran escala, porque todavía no hay autorización para que pueda salir. Como está penalizada la Hoja de Coca, entonces ellos también están organizados y piden que esta coca orgánica pueda llegar a Europa, pagando un precio justo…

Entonces dentro de eso yo pienso que también es una política de Estado que pueda ayudarnos a buscar ese mercado o a legalizar este mercado para los productores de Vandiola y para todos los productores orgánicos.

Marco: Existen políticas en apoyo a la Coca Orgánica que vengan del Estado, gobernación o municipios?

Emilio: Pedimos que se abran otros mercados, solamente exclusivo para coca orgánica, pero la ley no nos ampara para abrir otros mercados.
También estamos en esa lucha para vender directamente coca orgánica, pero si se industrializaría, ahí si podríamos aprovechar, caso contrario no vamos a poder.

Silvia. Yo pienso que UNIDOS  entre todos los productores orgánicos, que también hay en Yungas La Paz y algunos en Chapare, debemos exigir estas políticas de Estado.

FUENTE: Boletín COCA ORGANICA: LIBRE E INFORMADA. No 1, 2013. Cochabamba

 Graffiti aparecido cerca al viaducto de la Av. Blanco Galindo, lugar de concentración de los cocaleros del Chapare